Vestido blanco corto, con hombros al descubierto, para mujer de la marca Zanzea.

Este vestido blanco corto deja los hombros al descubierto, gracias a una banda elástica, y es de manga larga. En las mangas tiene unos volantes a capas, que hacen que sean acampanadas y le den ese toque tan chic al vestido. En la parte inferior del vestido tiene una capa de volante, que hace que el vestido tenga movimiento. Este vestido blanco es holgado (cosa que viene de maravilla cuando no queremos ir ajustadas) y muy cómodo de llevar.

Este tipo de vestidos blancos cortos son un recurso ideal para la primavera y el verano. Al ser informal o casual, podrás ponértelo en muchas ocasiones, como ir de cena o a una cita, salir con amigas, ir al cine o a la oficina. También podrás ponértelo para ir a la playa.

Lo puedes combinar con unas sandalias, con tacón o sin él, o con unos bonitos zapatos. Puedes combinarlo con un sombrero, ir con el pelo recogido o suelto; estarás estupenda.

Menos es más y, con este vestido blanco corto, no te hará falta nada más para estar fantástica.

Vestido blanco corto con hombros descubiertos para mujer de Zanzea

28,99 

Otras ideas de vestidos blancos que te van a encantar

Vestido blanco corto con hombros descubiertos para mujer de Zanzea

28,99 

Vestido blanco corto, con hombros al descubierto, para mujer de la marca Zanzea.

Este vestido blanco corto deja los hombros al descubierto, gracias a una banda elástica, y es de manga larga. En las mangas tiene unos volantes a capas, que hacen que sean acampanadas y le den ese toque tan chic al vestido. En la parte inferior del vestido tiene una capa de volante, que hace que el vestido tenga movimiento. Este vestido blanco es holgado (cosa que viene de maravilla cuando no queremos ir ajustadas) y muy cómodo de llevar.

Este tipo de vestidos blancos cortos son un recurso ideal para la primavera y el verano. Al ser informal o casual, podrás ponértelo en muchas ocasiones, como ir de cena o a una cita, salir con amigas, ir al cine o a la oficina. También podrás ponértelo para ir a la playa.

Lo puedes combinar con unas sandalias, con tacón o sin él, o con unos bonitos zapatos. Puedes combinarlo con un sombrero, ir con el pelo recogido o suelto; estarás estupenda.

Menos es más y, con este vestido blanco corto, no te hará falta nada más para estar fantástica.